PLANEACIÓN

Visto 65 Veces

Hay personas que adoptaron como máxima de vida aquella de levantarse y dejar que los acontecimientos sucedan, esperar qué les depara la diosa fortuna. Están sometidos a los vaivenes, a las ráfagas de la vida, incapaces de dirigir su destino, de forjar un futuro.

Planeación o preparación es antónimo de improvisación. Eso es lo primero que debes tener claro. Un tema es que en algún momento, en una circunstancia determinada, necesitemos inventiva, un chispazo que nos ayude a encontrar la solución que la lógica y la razón no nos aporta, y otro bien distinto es esa propensión a lanzarse al agua sin saber nadar. Porque eso, precisamente, es vivir sin haber trazado un plan.
Hay personas que adoptaron como máxima de vida aquella de levantarse y dejar que los acontecimientos sucedan, esperar qué les depara la diosa fortuna. Están sometidos a los vaivenes, a las ráfagas de la vida, incapaces de dirigir su destino, de forjar un futuro. Obviamente, en cualquier punto del camino se pierden, son llevados por el camino equivocado o, cansados de no obtener lo que quieren, se rinden.
La vida es un viaje, lo sabemos. Largo, a veces difícil, lleno de sorpresas, que exige lo mejor de cada uno en las diferentes circunstancias. Es un permanente aprendizaje, que implica cometer errores y saber reponerse. El arte de saber vivir está, justamente, en la habilidad para trazar un plan que nos permita superar obstáculos, evitar dificultades y, sobre todo, mantenernos en acción, sin renunciar a lo que deseamos.
Un plan no solo nos dirá adónde queremos llegar, sino que nos facilitará la labor de diseñar la estrategia, el cómo llegar. Servirá para minimizar riesgos y también para potenciar los recursos que poseemos.
También nos ayudará a motivarnos cuando el ambiente se ponga en contra y a enfocarnos en lo verdaderamente importante, para no desviarnos del objetivo. E incentiva la creatividad y la capacidad de innovación.
Hay quienes deciden vivir una vida al azar, y es respetable. Sin embargo, al éxito y a la felicidad solo se llega a través de un plan, no hay opción. Implica conocimiento previo de las características, de las posibilidades, de los recursos que se requieren para completar la tarea. Hay que escribirlo, seguirlo, corregirlo, reformularlo y terminarlo. Ese es, justamente, el negocio: planear, ejecutar, producir y disfrutar.

Johan Medero

Somos la primera fuente de inspiración que ofrece noticias exclusivas, sobre las oportunidades del entorno actual, historias de empresarios reales, estrategias y consejos de negocios del sector empresarial más productivo del país.

Sponsors


Comentarios

No hay comentarios para este articulo. Se tú el Primero!

Debes estar Suscrito a Altonivelradio.com.ve para comentar


Quedan

PLANEACIÓN

Te Gustó el Artículo? Compártelo..!